¡TODOS A FUENTES! ¡Todos al pueblo!. Los que estamos fuera nos unimos a los que están allí para celebrar juntos la fiesta de Sacramento. Juntos a alabar a Dios en la Misa y en la Procesión por las limpias calles entre las casas engalanadas, luego saludar a tantos antiguos vecinos o familiares que se acercan al pueblo ese día y preguntar unos por otros y viceversa. Después la comida en la casa resucitada por un día, la nostalgia de los mayores y la diversión de los pequeños. La memoria de nuestro pasado ligado a personas, costumbres y lugares es parte de nuestro presente y escuela de saberes. ¡Buena fiesta tengamos! Macario Aparicio Marne